BUSCA EN ESTE BLOG

viernes, 11 de noviembre de 2011

LA ESFERA Nº 11



Invisible esfera del caos y el orden que refleja como en una bola de cristal una realidad invertida donde lo que esta arriba se ve abajo. De una piedra a un evolucionado y perfeccionado mineral está es la tierra, la materia de un nivel superior presidida por la presencia de un arcángel que esta conectado a los cuatro arcángeles de las esferas que circundan a Da'ath y que dibujan una cruz sobre la parte superior del árbol. Representan los cuatro puntos cardinales y a los elementos en su aspecto sutil.

La percepción del espacio alrededor de uno mismo nos acercara a comprender lo que indican esos puntos cardinales. Medita sobre la imagen mágica de Daath, una cabeza con dos caras mirando en direcciones opuestas y relacionado con Jano, el “Señor de los portales”.
Alrededor de esa cruz, un circulo, un espacio mental de naturaleza abstracta que nos conecta a la mente cósmica (la habitación superior). Las esferas superiores, Padre y Madre, entendimiento y sabiduría se unen comprendiendo el conocimiento de sí mismo. La certeza, la iluminación y la confianza permiten experimentar un estado de paz.



La interpretación de la realidad cristaliza, es retenida en nuestro interior y tiene que disolverse para romper los barrotes de la cárcel que le aisla y separa de la Realidad. Daath es el punto donde la identidad del ser se desvanece ante la presencia de la conciencia cósmica. La calma antes de la tormenta donde las puertas de la atención se abren a otras dimensiones. El silencio que habla.  




Este prisma es un canal que se abre por un la lado para recibir las emanaciones del espíritu que descienden desplegando un abanico multicolor y por otro permite la transición de un nivel anterior de realidad desarrollado a un nivel superior de realidad en sus principios de evolución.


Es la copa en la frente que reintegra a los Siete y que guarda “la planificación suprema de todo el universo y las relucientes metas del futuro” esfera “invisible porque dificilmente puede ser alcanzada conscientemente” que “muestra aquello que debería de estar... ¡pero no esta!”, habitación vacía, urna, cueva... espacio donde el ojo de Shiva reposa sobre las aguas tranquilas.




Es un estado de la mente en el que el tiempo se para mientras contemplas el Abismo. Pasado y futuro presentes en un oráculo al que algunos han accedido para encender fuego dentro del agua, pescar en el Gran Incosnciente y desvelar algunos misterios del destino.




Aquí no podemos escapar de la Justicia Perfecta, del equilibrio absoluto del cosmos que contiene la carga subconsciente de toda la historia pasada que encadena a la humanidad bajo las leyes en la tierra y el universo. Alli esta guardada la información y el conocimiento de los ciclos, viajes de ida y vuelta, caídas y ascensos que unen Yesod y Daath el 6y9. 

Tener una amplitud de miras nos permite ser conscientes de la sombra, del dios oscuro, de Daath, dios oculto reflejo de Kether. Para conocer la verdad hay que estar dispuestos a transitar senderos de autentica soledad y agonía antes de ser capaces de aceptar las revelaciones allí contenidas, empezando por el primer escalón que nos enfrenta a dichos aspectos subconscientes, la sombra y el lado oscuro, de nuestra vida personal antes de ir mas allá. Hay que trabajar sobre esa pequeña mota de polvo que es el ser humano antes de lidiar con los vientos mayores que la mueven.




Seremos despertados del sueño del sueño de Maya mordidos por la serpiente que alimenta a la ilusión, movidos por el poder sexual generado en el juego de los opuestos que se disfrazan a cada nivel.  El fuego nos cegara y las aguas se envenenaran, el alma empezara a quemar y disolver el karma para purificar la mente. 

Este proceso conducirá al hombre a relacionar las experiencias que ha vivido, a comprender el sentido de su vida y del destino, a ser mas consciente de las señales que indican y guían. De los cruces en el camino, encuentros y despedidas, que nos han marcado y que forman parte del entramado y tejido que nos une. Este proceso de despertar eleva nuestra percepción de la realidad a la luz de una consciencia superior por medio de la Templanza y la facultad del desapego (la actitud de testigo, el observador, el espectador inalterado). Estado difícil de alcanzar cuando la mente identificada con el ego tiende a ser atrapada en el miedo que yace detrás del cobarde y el orgulloso, en la duda, apatia y la inercia reaccionando como un monito alterado... tan difícil como retener en la memoria una inspiración, tan difícil como aguantar el dolor sin desfallecer hasta que este se convierte en placer. Sin esta actitud no es posible abrirse camino ante los problemas, dificultades y pruebas que el alma pasa.



http://necronomicosas.com/2010/07/22/daath-y-el-abismo/
Se abre la puerta dimensional de la esfera escondida, el eslabón perdido, la esmeralda desprendida de la frente de lucifer, la pieza que completa el puzzle y el eje que conecta todos los círculos paralelos en los que vibra el mantra AUM. Por un breve lapsus del tiempo-espacio, en el climax del éxtasis Adan y Eva se reconocen en el paraiso en medio del caos de la no forma.


Recoge la semilla de su conocimiento y cultivala en la matriz de la estrella radiante hasta que el corazón este preparado para expresarla.






Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails