BUSCA EN ESTE BLOG

lunes, 26 de julio de 2010

EL PENDULO Y EL ARBOL DE LA VIDA



1. Todo es mente, el universo es mental.
2. Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba.
3. Nada descansa; todo se mueve; todo vibra.
4. Todo es dual; semejante y antagónico son los mismos; idénticos en naturaleza pero desímiles en grado; los extremos se tocan; todo lo paradójico puede ser reconciliado.
5. Todo fluye; afuera y adentro; avance y retroceso, asciende y desciende; el ritmo es la compensación.
6. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con una ley; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la ley.
7. El genero esta en todas las cosas; todas las cosas tiene sus principios masculino y femenino, el principio de generación y generación.
LOS SIETE PRINCIPIOS HERMÉTICOS Kybalion



Observa las leyes del universo en el diagrama del árbol. Encontrarle el sentido a esta estructura simbólica no revela verdades insondables e inexplicables. A veces podemos alcanzar a comprender sin palabras lo simple y grandioso que es este mecanismo.

¿Que sostiene el péndulo?

El péndulo cae hacia abajo siguiendo la linea de la conciencia, se produce la vibración y empieza el movimiento oscilante, de un lado a otro, cuanto mas cerca del origen menos distancia hay de separación entre los opuestos, una dualidad que en su esencia mas alta es el espacio-tiempo, que en termino medio separa bien y mal, y que en el punto inferior se manifiesta en acción y reaccion.

Un movimiento rotatorio sostenido por un movimiento lateral crea el ritmo y su paso dibuja una hermoso mandala, es la flor de la vida.




Andamos dando bandazos, en la superficie, arrastrados por las energías que circulan en todas las direcciones, no podemos parar este movimiento, podemos darnos cuenta de el y permitirnos comprender.


¿Dónde estamos nosotros? .... en cualquier lugar, en un extremo o en otro, recorriendo el mismo círculo o quizá tengamos la suerte de encontrar el paso a la espiral y subir un grado nuestra percepción y comprensión de la vida. Nosotros somos esa linea de la conciencia que cuanto mas alta y cerca esta del origen menos separación experimenta.


Fijaros que imagen mas curiosa, el péndulo reflejado, esto me inspira el momento en el que el cielo y la tierra abrieron un abismo por donde asciende y desciende la consciencia en un constante fluir.





He tenido la suerte de volver a reencontrarme con el libro de Momo que leí en mi infancia a través de un extracto (que adjunto abajo) que encontré del libro en este blog http://fronterer.wordpress.com/2009/01/23/707/ que recomiendo visitar.



“…
MOMO recorrió con la mirada la sala llena de relojes y preguntó: Para eso tienes tantos relojes, ¿no? ¿Uno para cada hombre?

No, Momo – contestó el maestro Hora-. Estos relojes no son más que una afición mía. Sólo son reproducciones muy imperfectas de algo que todo hombre lleva en su pecho. Porque al igual que tenéis ojos para ver la luz, oídos para oír los sonidos, tenéis un corazón para percibir, con él, el tiempo. Y todo el tiempo que no se percibe con el corazón está tan perdido como los colores del arco iris para un ciego o el canto de un pájaro para un sordo. Pero, por desgracia, hay corazones ciegos y sordos que no perciben nada, a pesar de latir.
¿Y si un día mi corazón deja de latir? – preguntó Momo.

Entonces –replicó el maestro Hora -, el tiempo se habrá acabado para ti, mi niña. También se podría decir que eres tú quien vuelve a través del tiempo, a través de todos tus días y noches, tus meses y años. Regresas a través de tu vida hasta llegar al gran portal por el que una vez entraste. Por allí vuelves a salir.

Y, ¿qué hay del otro lado?

Entonces has llegado al lugar de donde procede la música que, muy bajito, ya has oído alguna vez. Pero entonces tú formas parte de ella, eres un sonido dentro de ella.



¿Eres tú la muerte? – preguntó Momo.

El maestro Hora sonrió y calló un rato antes de contestar: Si los hombres supiesen lo que es la muerte ya no le tendrían miedo. Y si ya no le tuvieran miedo, nadie podría robarles, nunca más, su tiempo de vida. (…) ¿Quieres ver de dónde procede el tiempo?

Sí- murmuró Momo.

Yo te conduciré – dijo el maestro Hora -. Pero en aquel lugar hay que callar. No se puede preguntar ni decir nada.
Me lo prometes?

Momo asintió, muda.
El maestro Hora se agachó hacia ella, la levantó y la retuvo fuertemente en sus brazos. Le cubrió los ojos con la mano y le pareció que caía sobre su cara nieve levísima y fresca.

Poco a poco, Momo se fue dando cuenta de que se hallaba bajo una cúpula inmensa, totalmente redonda, que le pareció tan grande como todo el firmamento. Y esa inmensa cúpula era de oro puro.

En el centro, en el punto más alto, había una abertura circular por la que caía, vertical, una columna de luz sobre un estanque igualmente circular, cuya agua negra estaba lisa e inmóvil como un espejo oscuro.

Muy poco por encima del agua titilaba en la columna de luz algo así como una estrella luminosa se movía con lentitud majestuosa, y Momo vio un péndulo increíble que oscilaba sobre el espejo oscuro. Flotaba y parecía carecer de peso.

Cuando el péndulo estelar se acercaba lentamente a un extremo del estanque, salía del agua, en aquel punto, un gran capullo floral. Cuanto más se acercaba el péndulo, más se abría, hasta que por fin quedaba totalmente abierta sobre las aguas.

Era una flor de belleza tal, que Momo no la había visto nunca. Parecía componerse solamente de colores luminosos. Momo nunca había sospechado que esos colores siquiera existieran. El péndulo se detuvo un momento sobre la flor y Momo se ensimismó totalmente en su visión, olvidando todo lo demás. El aroma le parecía algo que siempre había deseado sin saber de qué se trataba.

Pero, entonces, muy lentamente, el péndulo volvió a oscilar hacia el otro lado. Y mientras, muy poco a poco, se alejaba. Momo vio, consternada, que la maravillosa flor comenzaba a marchitarse. Una hoja tras otra caía y se hundía en la negra profundidad. Momo lo sentía con tal dolor, como si desapareciera para siempre en ella algo totalmente irrepetible.

Cuando el péndulo hubo llegado al centro del estanque, la extraordinaria flor había desaparecido del todo. Pero al mismo, comenzaba a salir, al otro lado del estanque, del agua negra, otro capullo. Y mientras el péndulo se acercaba lentamente a é. Momo vio que el capullo que comenzaba a abrirse era mucho más hermoso todavía. La niña dio la vuelta al estanque para verlo de cerca.

Era totalmente diferente a la flor anterior. Tampoco los colores de ésta los había visto jamás Momo, pero le pareció que era todavía más rica y preciosa que la anterior, y cuando más la miraba Momo, más detalles extraordinarios descubría.

Pero de nuevo volvió el péndulo estelar, y toda esa maravilla se disolvió y se hundió, hoja a hoja, en las inescrutables profundidades del estanque oscuro.

Lentamente, muy lentamente, el péndulo volvió al otro lado, pero no alcanzó exactamente el lugar anterior, sino que había avanzado un corto trecho. Y allí, a un paso del punto anterior, comenzaba a emerger y abrirse nuevamente un capullo.
Esa flor era, realmente, la más hermosa, según le pareció a Momo. Era la flor de las flores, un milagro.

Momo hubiera querido llorar cuando tuvo que ver que también esa perfección comenzaba a marchitarse y a hundirse en las oscuras profundidades. Pero recordó la promesa que le había hecho al maestro Hora, y calló.

Paseando todo el rato alrededor del estanque, miraba cómo nacía y se marchitaba una flor tras otra. Y le parecía que nunca se cansaría de este espectáculo.

De pronto se dio cuenta de que, además, al mismo tiempo estaba pasando otra cosa, algo que no había notado hasta entonces.

La columna de luz que irradiaba desdel centro de la cúpula no sólo era visible: Momo estaba empezando a oírla.

Al principio era como un susurro, como el que, de lejos, produce el viento en las copas de los árboles, pero después el bramido se hizo más potente, hasta que se pareció al de una catarata o al tronar de las olas del mar contra una costa rocosa.

Y Momo escucho, cada vez con mayor claridad, que este estruendo se componía de incontables sonidos que cada vez se ordenaban de nuevo entre sí, se transformaban y formaban cada vez nuevas armonías. Era música y, al mismo tiempo, otra cosa. Y, de pronto, Momo lo reconoció: era la música que a veces oía, muy bajito y como de muy lejos, mientras escuchaba el silencio de la noche estrellada.

Pero ahora, los sonidos se volvían más y más claros y brillantes. Momo intuyó que era esa luz sonora la que hacía nacer de las profundidades del agua negra cada una de las flores de forma cada vez diferente, única e irrepetible.

Cuanto mas escuchaba, más claramente podía distinguir voces singulares. Pero no eran voces humanas, sino que sonaba como si cantaran el oro, la plata y todos los demás metales. Y entonces aparecieron como en segundo término voces de índole totalmente diferente, voces de lejanías impensables y de potencia indescriptibles. Se hacían cada vez más claras, de modo que Momo iba entendiendo poco a poco las palabras, palabras de una lengua que nunca había oído y que, no obstante, entendía. Eran el sol y la luna y todos los planetas y las estrellas que revelaban sus propios nombres, los verdaderos. Y en esos nombres estaba decidido lo que hacen y cómo colaboran todos para hacer nacer y marchitarse cada una de esas flores horarias.

Y de, pronto, Momo comprendió que todas esas palabras iban dirigidas a ella. Todo el mundo, hasta las más lejanas estrellas, estaba dirigido a ella como una sola cara de tamaño impensable que la miraba y le hablaba.

Y le sobrevino algo más grande que el miedo. En ese momento vio al maestro Hora, que le hacía señas con la mano.

Maestro Hora – murmuró Momo- , nunca pensé que el tiempo de todos los hombres es…. – buscó la palabra adecuada, sin encontrarla- … tan grande – dijo por fin.

Lo que has visto y oído Momo – respondió el maestro Hora -, no era el tiempo de todos los hombres. Sólo era tu propio tiempo. En cada hombre existe ese lugar, en el que acabas de estar. pero sólo puede llegar a é quien se deja llevar por mí. Y no se puede ver con los ojos corrientes.


¿Dónde estuve, pues?

En tu propio corazón – dijo el Maestro Hora.

¿Puedo contarles a mis amigos lo que han dicho las estrellas?


Puedes, pero no serás capaz.

¿Por qué no?


Porque todavía han de crecer en ti las palabras.
Si de verdad lo quieres, Momo, tendrás que saber esperar.

No me importa esperar – dijo Momo.


Esperar, mi niña, como una semilla que duerme toda una vuelta solar en la tierra antes de poder germinar. Tanto tardarán las palabras en crecer en ti. ¿Quieres eso?

Sí – murmuró Momo.

Pues duerme – dijo el maestro Hora, pasándole la mano por los ojos.

Y Momo tomó aliento, profundamente feliz, y se durmió.

viernes, 23 de julio de 2010

EL ÁRBOL DE LA VIDA Y LOS SIGNOS DEL ZODIACO



Signos de Tierra en Assiah, Mundo de la Acción.

Signos de Aire en Yezirah, Mundo de la Formación.

Signos de Agua en Briah, Mundo de la Creación.

Signos de Fuego en Atzilut, Mundo de la Emanación.
.

SOLO SE QUE NO SE NADA


Cuando la vida te sorprende y lo conocido pasa a ser desconocido, en ese momento el suelo que pisas pierde solidez y la seguridad desaparece. Creer que dirigimos la vida y darnos cuenta de que no podemos controlar nada. El control es un engaño del ego, somos marionetas de un destino desconocido. Que dulce y amargo resulta reconocer que andamos perdidos, ahora es cuando el tiempo se para y puedo contemplar un espacio vacío rodeado por una soledad que se ha ocultado tras el ruido. Aprender y desapendrer cada vez que las ideas que has construido se derrumban, cuando caes de las nubes queda el reconocimiento de que no somos nada de lo que creíamos ser. Que la tristeza te invade, bienvenida sea la humildad. El dolor por los errores solo alimenta el orgullo. Que las cosas no salen como tú quieres, que te has dejado arrastrar por emociones sin sentido… no importa, ahora tu corazón late con más fuerza y siente que esta vivo. Y si te caes, te vuelves a levantar, lo importante es caer y volver a errar una y otra vez.

miércoles, 14 de julio de 2010

LA MUERTE

© Salvador Salom



Es fácil hablar de la muerte cuando no te vas a morir, cuando tu vida nunca ha tenido miedo de llegar a un punto y final. Dicen que la muerte es un nuevo comienzo, pero en el fondo solo unos pocos están seguros y saben lo que eso significa.Creer y creer, eso es lo único que sabemos hacer al respecto de este misterio. Un misterio difícil comprender en su integridad.

Sin profundizar en todo este tema de las creencias que lo único que buscan es ordenar el caos, me dirijo a otro tema fundamental: como prepararse y enfrentarse a la muerte. Existen iniciados en todas las formas de pensamiento que se preparan para ese momento. El resto de personas afronta la muerte en distintos momentos de sus vidas y de formas muy distintas, a veces directamente con la muerte de algún familiar, amigo, animal de compañía… quizá una prueba de cáncer que a la espera del resultado te hace pensar…. O indirectamente donde su enseñanza esta detrás de otras situaciones que rompen con la imagen, el ego, la personalidad… el final de una amistad, de una relación, de un trabajo... No todas estas situaciones resultan ser trascendentes y provocan un verdadero cambio en el que nos podamos dar cuenta de lo que se repite, de la inercia que nos atrapa en esta rueda que gira y gira pasando de una etapa a otra, de un estado a otro… ahora blanco, ahora negro, ahora contento, ahora triste…..

El desapego y la liberación de las cargas forman parte del trabajo interior que nos prepara para este momento. La muerte es como una prueba que nos mostrara que somos realmente, que romperá con la imagen de lo que creemos ser, que nos desvela la verdad que tratamos una y otra vez de ocultar. Una especie de rendición a todo esfuerzo u lucha, un dejarse llevar por el movimiento de la vida trascendiendo el deseo de querer atrapar nada de lo que sucede. Deja tras de si la semilla de la nueva vida, regenera y permite el paso a siguientes generaciones. La guadaña que recoge la cosecha.

Liberarse del miedo forma parte de esta preparación a la muerte, ese miedo que te apega a tantas cosas que te retienen, encontrar la confianza nos ayuda a superar ese miedo a lo desconocido.

La muerte es como una liberación de toda la energía contenida en nuestra pequeña vida, como un velo que rasgamos para descubrir la esencia de la espiritualidad y divinidad, como el final de la búsqueda de lo sagrado.

La muerte es la iniciación, tras ella ocultos están los misterios de la inmortalidad, que nos insta a meditar en lo trascendente y que nos recuerda la importancia de vivir plenamente cada momento, lo fundamental que una y otra vez olvidamos.

Morir serena y pacíficamente nos permite tomar consciencia de ese momento crucial en el que no hay nada más que hacer que estar muy atentos, despiertos y observar. Como cuando nos dormimos y queremos ver como se abren las puertas del sueño.

Una muerte alegre comprende el sentido de la vida.

domingo, 11 de julio de 2010

VIAJE ASTRAL Y EL CUERPO ETERICO-ASTRAL

Imagen: http://grupodealmas.blogspot.com/2009/04/el-despertar-de-la-conciencia.html

En entradas posteriores tratamos el tema de volar en sueños y apuntabamos a la relación que tenia con los viajes astrales.

Los viajes astrales no tienen que ser todos de vuelos, esta es una característica frecuente sobretodo en los sueños lucidos, pero no siempre es igual, es decir, soñar que vuelas no es necesariamente un viaje astral. Los viajes astrales también te conectan con otras realidades y entidades, familiares muertos o vivos, amados, amigos, estos lugares tienen un color-vibración diferente y especial.
Nos podemos ver o escuchar en sueños y esto también estaría relacionado con este fenómeno. Este tipo de experiencias rompen con la noción del tiempo, quizá quede una sensación de haber tenido un sueño muy largo, tan largo como una vida y luego despertar.


Suelen suceder de forma inconsciente cuando estamos dormidos, a veces solo nos queda la sensación de caída al vacío y un despertar repentino.
En los viajes astrales durante la actividad onírica, suele ser inconsciente tanto la salida como el regreso al cuerpo físico. En ocasiones durante los sueños lucidos elegimos empezar a volar y a viajar de un lado a otro, son viajes astrales que se inician conscientemente a mitad del sueño y no suelen recordarse completamente al despertar, simplemente suele quedar grabado en la memoria el momento de darte cuenta y de decidir volar para viajar hacia algún lugar o persona.


El desdoblamiento involuntario en el estado de vigilia sucede sin intención y a menudo la sorpresa y el miedo te paralizan.
Los traumatismos, accidentes, caídas violentas hacia delante, situaciones de estrés, hiperexcitación nerviosa, intoxicación, asfixia, anoxia, hiperventilación, sonambulismo, desvanecimiento son circunstancias que pueden causar un desdoblamiento involuntario.


La salida voluntaria es ser menos frecuente, a veces la persona tiene predisposición y de forma natural le sucede, otras personas desarrollan tecnicas y practican ejercicios para poderlo conseguir; en estos casos, la inercia física debe ir acompañada de cierta tensión mental que permita mantener el buen equilibrio entre sopor y consciencia.
La técnica del desdoblamiento, nace del deseo de superar las fronteras de la materia.



Hablar de los viajes astrales implica tratar el cuerpo eterico y astral con el que esta íntimamente relacionado.
Los mundos interior y exterior están relacionados. Los diferentes niveles de la realidad forman parte del Todo, se entremezclan unos con otros y poseen determinados puntos de contacto.


El cuerpo etéreo es el “doble” invisible y se encuentra interpenetrado con el cuerpo físico, funciona como enlace entre el cuerpo físico y el astral. Todos los objetos y seres están impregnados de una energía que tiene la propiedad de proyectarse. El cuerpo eterico absorbe la energía cósmica-vital-sutil (prana) para luego emitir rayos en forma de halo luminoso cuya intensidad y grosor depende de los estados de ánimo, vitalidad, momento del día y sensaciones del momento. Un ejemplo de estas corrientes energéticas se percibe a veces cuando dos personas se aproximan y cada una de ellas percibe una descarga vibratoria.


El cuerpo astral o Luz Astral esta un paso por encima del etéreo. Está formado por material mental y posee la propiedad de adoptar cualquier forma que se le imprima. Existen los cinco sentidos astrales como contraparte de los físicos por los cuales se pueden recibir sensaciones sin intervención de los sentidos físicos, el estado natural de unión del cuerpo astral con el físico nos permite experimentar sensaciones, pero cuando están separados el cuerpo no siente nada. En el astral se perciben los colores áuricos y se observan las ondas del pensamiento, manifestaciones psico-emotivas.
Del griego aster, luminoso, esta compuesto de material astral y átomos luminosos que vibran, es practicamente, energía pura. Su rayo de expansión aumenta de forma proporcional a la evolución interior. El cuerpo astral esta conectado al cuerpo fisico por una cuerda de plata sutil y elástica que no nace siempre del mismo lugar del cuerpo, se conocen cuatro lugares diferentes y cada persona la percibe esa conexión en un u otro lugar según su naturaleza.



Los viajes astrales son una experiencia que se aproxima a la muerte y han sido utilizados en los rituales de iniciación. Es la puerta de comunicación entre este mundo y los otros que se abre permitiendo el paso a voluntad de un lado a otro. El acceso a los mundos superiores y adquirir conocimiento de cómo actuar en ellos requiere gran responsabilidad porque existen peligros. Sin embargo, una vez hecho el compromiso e iniciado el entrenamiento la introducción a este gran juego cósmico es gradual. El trabajo interior es una condición indispensable.

Para complementar esta entrada adjunto meditacion guiada para percibir la salida astral y experimentar los cuatro elemento a través de los sentidos astrales. Como se requiere una buena relajación del cuerpo, dura 34 minutos, recomiendo descargar el mp3 para poderlo escuchar tumbados y con la firme condición de mantenerse completamente inmóviles. Detallo que esta meditación guiada suele ser una experiencia mental y que el nivel de desdoblamiento se percibe cuando se vuelve al cuerpo, quizás notaras una vibración física que a veces pone los pelos de punta. Hay muchas mas formas y técnicas, otras meditaciones... pero esta que comparto me ha parecido adecuada para este momento.

Descarga: http://www.humyo.com/8038599/meditaciones%20(thiferet)/salida%20astral.%20%20experimenta%204%20elementos%20astrales.wav?a=QdAIcjjc4QQ

lunes, 5 de julio de 2010

SUEÑOS Y DESEOS


¿Que relación hay entre los sueños y los deseos? ¿Soñamos acaso todo lo que deseamos? o quizás ¿deseamos lo que soñamos?

A lo largo de la vida el deseo pasa por diferentes fases, cuando somos niños deseamos que nos regalen muchas cosas, nuestra imaginación es tan potente que constantemente crea sueños llenos de fantasía. En la juventud el deseo adquiere una fuerza muy especial, posiblemente acompañada del despertar de la sexualidad, es cuando los deseos pueden llegar a cumplirse… todo es posible. Pero a partir de un día, los sueños se olvidan, y el deseo que acompaño a la pasión se va perdiendo con el paso del tiempo, llega el día de tu aniversario y no sabes ni que pedir, ya ni piensas en un deseo al soplar las velas… Todo es más difícil, todo requiere mucho esfuerzo… y los sueños solo reflejan esa lucha interior. El aburrimiento llega a tal punto que la pasión puede volverse perversión en su búsqueda de nuevas sensaciones que le den sentido a su vida, a esa vida muerta y enterrada.

Nadie desea la muerte… ¿Por qué? ¿Como desapegarnos sin perder las ganas de vivir? ¿porque la pasión se pierde con lo conocido? ¿El desapego implica dejar de desear?

Por que a veces no obtenemos todo lo que deseamos ¿realmente deseamos todo lo que queremos? El deseo se alimenta del misterio una vez descorremos el velo tenemos el peligro de caer del ideal que nos hemos formado. ¿Y como distinguimos el ideal del autentico y verdadero deseo?

Relacionando el pilar del medio del árbol de la vida, tenemos a Malkut en los pies, bien podría ser el deseo de vivir, le sigue Yesod en los genitales y el deseo sexual, Tiferet en el corazón con el deseo del amor, Daaht en el entrecejo el deseo del conocimiento y en Keter, el deseo de la unión y la unidad con Dios.

Y porque me dio a mi por relacionar estos 5 tipos de deseos…. Porque en realidad son solo uno, porque en realidad cuando el pilar de la conciencia esta alineado y conectado todos esos centros hay integridad, y que hay de la vida que no se libera del miedo a morir, que vida podría haber sin sexo, que es el sexo sin amor, o el conocimiento sin amor, o el sexo sin conocimiento… Ese hermoso hilo conductor de la luz que fluye por el pilar de la conciencia entre Keter y Malkut que une el cielo y la tierra… ¿en que momento de nuestras vidas, todo tiene sentido?

Pero hay otra cosa muy importante que une el deseo y los sueños, en tu trabajo interior, el deseo se vive como un sueño nítido y claro, no porque sepas exactamente lo que quieres, ni como lo quieres, sino porque surge de forma espontanea, la mente y la razón no actúan, la vivencia es a todo color porque la energía es fuerte, te dejas llevar… entonces la magia existe, el deseo silencioso trascendió las formas conocidas, y un día, aparece y reconoces que era eso justamente. La vida entonces es perfecta, y libre de la mente, buceas en ella.

viernes, 2 de julio de 2010

EL ARBOL DE LA VIDA Y SUS PROCESOS


Compato este dibujo que hice hace un tiempo, no esta terminado ni bien hecho, pero de alguna manera tenia que plasmar la idea.

jueves, 1 de julio de 2010

INDAGACIÓN: Significado y sentido de LA LIBERTAD


Esta entrada busca proponer un ejercicio de indagación en el que la participación sera la clave que desvelara el misterio.

El desarrollo de este ejercicio puede dar como resultado respuestas o preguntas sobre el tema en el que estamos indagando, ampliara el concepto, lo relacionara con otros....
.
Os invito a todos a uniros a esta búsqueda de la verdad que se expresa de tan variadas formas.

La cuestión : ¿que es la libertad?

Para romper el hielo adjunto una lista de youtube que he creado con 3 vídeos de Krishnamurti que habla sobre este tema, esto servirá de punto de salida a este ejercicio de indagación. Mi opinion y desarrollo sobre el tema, como el del resto que se anime a participar, estará entre los comentarios.
Nota: Para facilitar el seguimiento de los comentarios que haya, recomiendo que cuando hagais vuestro comentario antes de aceptar para enviarlo cliqueis sobre una pesatañita que dice "Enviar por correo electrónico comentarios de seguimiento a (vuestro e.mail)"




http://www.fkla.org/

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails