"Para unos no había más que noche y tinieblas; para otros, la noche estaba iluminada." Éxodo, 14,20.

martes, 30 de marzo de 2010

LA SEPARACION Y DUALIDAD EN LA MENTE


La dualidad y separación entre TU y YO se manifiesta en nuestras vidas porque la mente se queda atascada en las diferencias, diferencias ideológicas, físicas, emocionales, culturales, sociales… nos consideramos a nosotros junto a las personas que son como nosotros y que comparten algo común, el resto es separado y a veces, incluso juzgado. (Juzgar también refleja la dualidad entre BIEN y MAL.)
La necesidad de apegarse esta a la orden del día, nos apegamos a lo que esta fuera de nosotros, a lo que creemos que nos falta, y seguimos generando dualidad. Si por un momento, nuestra mente fuera capaz de integrar la dualidad, las diferencias entre las formas y los nombres no crearían conflicto, ni interno, ni externo. Pero para ello hace falta descubrir que en nuestro interior esta todo lo que buscamos fuera, y reconocer que lo que hay fuera es reflejo de lo que hay dentro.

La mente es unidad manifestada de forma dual, hay una parte consciente y otra inconsciente, podemos ver una de sus caras y la otra esta oculta. Cuantas mas respuestas, mas preguntas, es un pozo sin fondo, esta tendencia esta ligada a la búsqueda de la seguridad. No somos capaces de confiar porque tenemos miedo. La vida es un juego y hay que quitarle importancia a las razones que nos atan a ella y por las que tanto nos esforzamos.

La mente sólo se identifica con lo que le interesa, esa identificación refuerza lo que creemos ser, la imagen, la personalidad. La identificación es lo que nos ata.

Y la vida no se vive conscientemente, porque simplemente no nos paramos a observarla con atención, a contemplarla y fluir entre el mundo exterior e interior sin resistencias. Las resistencias nos llevan al miedo, y de nuevo a las cadenas de causa y efecto. Falta profundidad al conocimiento que tenemos de la realidad, actuamos superficialmente dejándonos arrastrar por una de las dos partes de la dualidad. Es necesario integrar y complementar las diferencias para ver la realidad tal como es, y no, tal y como uno cree que es.

Liberar la mente implica dejar de mentirnos, descubrir esa mentira requiere conocerse a uno mismo, observarse, reconocerse, aceptarse. Requiere constancia, esfuerzo y voluntad. Es todo un proceso. Y cuando la verdad se nos revela estar preparados para actuar en consecuencia.



© Ana MªIdeas tratadas en el foro de Comunidad Hermeticahttp://comunidadhermetica.com.ar

3 comentarios:

DONKIPROKO dijo...

Anita... tus ultimos post son sumamente claros, realmente nada por agregar...mujer! como trabajaste este ultimo tiempo, gracias por compartir, ademas quiero desearte Felices Pascuas para vos y los tuyos.


un abrazo enorme amiga! Ale

Ana dijo...

Ale, que foto mas chula que te has puesto en el perfil!

Estoy disfrutando de estos dias de fiesta, gracias por tus deseos, te envio lo mismo para ti multiplicado por 1000.

Un besazo fuerte

Anónimo dijo...

no te conozco, pero se que el confin del universo
entre toda esa maraña energetica, las mentes se acarician y entretejen
, vuestra busqueda es estimulante y vuestros encuentros, como rafagas de luz os acercan a la gran hogera
el servicio es el camino solo hay que atreverce pero hay que saber recorrerlo
y voz creo que ya ha tiempo escogiste un sendero muy personal que seguir para reencontrarte. luz y progreso os deseo de corazon

Creative Commons License Obra de Ana Mª Jiménez està subjecta a una llicència.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails